Investigación · 16 Enero 2019

Las nuevas tecnologías vienen en apoyo de las personas mayores

Por Ángel García Crespo

Tecnología para predecir una situación de riesgo en el hogar

La realidad en España es que el 42% de la población desea quedarse en su casa en vez de acudir a una residencia o vivir con un familiar. Un tercio de los mayores de 65 años se cae al menos una vez al año y un 50% de ellos desarrolla un cuadro de síntomas tras la caída que merma su calidad de vida. Ambas cosas hacen que sean cada vez más los ancianos que mueren en su casa sin que nadie se entere hasta pasados varios días.

Hoy en día el envejecimiento es un tema de mucha importancia en los países industrializados, en especial para Portugal y España, donde la tendencia al crecimiento de esta población es elevada; esta información está bastante sustentada por los innumerables estudios existentes, tanto los realizados por las Naciones Unidas como por la Comisión Europea. Por ello, la unión de sociólogos, ingenieros y especialistas en derecho, permitirán llevar a cabo la integración de los sistemas tecnológicos con un alto rendimiento de carácter innovador por no existir nada parecido en el mercado, para proporcionar de esta forma una mejora en la calidad de vida e independencia de las personas mayores, disminuyendo de esta forma la tasa de mortalidad por falta de atención médica temprana.

Afortunadamente las nuevas tecnologías vienen en apoyo de las personas mayores. Ese es el objetivo de nuestro proyecto, crear unos dispositivos que mediante técnicas de inteligencia artificial sean capaces de detectar sin intermediación de la persona mayor que esta ha podido sufrir algún accidente o incidente.

En el proyecto trabajamos cuatro universidades, dos portuguesas y dos españolas y dos sistemas que monitorizarán el comportamiento de las personas y podrán llegar a detectar modificaciones en su conducta que puedan significar, que la persona mayor, esté en peligro lanzando una serie de alertas para evitar males más graves, ambos sistemas se realizarán mediante la tecnología de internet de las cosas de forma invisible para la persona para que de esta forma disfrute de completa libertad. Para validarlos se llevará a cabo un estudio de campo con ambos sistemas y, además, dado que se están manejando datos personales se realizará un estudio acerca de las implicaciones legales que puede tener el uso de estos sistemas.

Se pretende la implantación de un sistema tecnológico que recoja datos en tiempo real de las personas en su hogar, y para ello es necesario aunar las distintas áreas y disciplinas que permitan el desarrollo, la validación en campo y el análisis legal de las posibles implicaciones del sistema. La posibilidad de aunar diversos grupos de investigación de Portugal y España permitirá una mejor correspondencia con el entorno europeo y de esta forma realizar un análisis sociológico y legal que permita después una explotación mayor del sistema desarrollado.

Los distintos grupos de investigación tienen una experiencia previa probada en trabajo con personas mayores y han trabajado conjuntamente en diversas acciones lo cual permite un mayor acercamiento a la hora de la resolución de problemas, pues esa cooperación previa elimina las barreras que pueden existir al comienzo de un trabajo pluridisciplinar.

Serán más de 20 investigadores los que trabajaremos en este proyecto que permitirá poder predecir una situación de riesgo en el hogar. Los modelos de predicción han generado un enorme progreso en aplicaciones de inteligencia artificial (por ejemplo, reconocimiento de voz, traducción de idiomas y vehículos sin conductor). Las aplicaciones de métodos similares en las ciencias sociales a menudo no se adhieren a normas comunes de información y evaluación, por lo que el progreso es imposible de evaluar. La razón de esta incoherencia es que los resultados de predicción dependen de muchos de los mismos "grados de libertad del investigador" que conducen a falsos positivos en las pruebas de hipótesis tradicionales. Dependiendo de qué grupo específico de elecciones haga el investigador, se pueden obtener respuestas que parecen ser muy diferentes

Para identificar las diferentes actividades, se combinarán técnicas de aprendizaje con características invariantes y de variación lenta con el fin de aprender representaciones jerárquicas. Específicamente, se plantea el uso de redes de neuronas artificiales en una estructura de dos capas con convolución tridimensional y pooling máximo para hacer que el método sea escalable a grandes entradas. Para ello se desarrollará un algoritmo basado en el aprendizaje profundo para el reconocimiento de la actividad humana mediante secuencias de los distintos sensores. Siendo por lo tanto un proyecto con un alto potencial innovador pues no existe en el mercado una solución similar.

El Programa Coordinado está compuesto de cuatro Proyectos Individuales, cada uno liderado por una universidad:

1. DSH (Dispositivo sensorial para hogares). Universidad Carlos III de Madrid (ES)
2. Aplicación móvil encargada de la interacción domestica por medio de la televisión.
Universidade de Aveiro (PT)
3. Estudio de campo en Portugal y España. Universidade Nova de Lisboa (PT)
4. Analizar la nueva normativa europea sobre protección de datos para garantizar su cumplimiento respecto a la información recolectada. Universidad de Vigo (ES).

Autor/es

Ángel Garcia Crespo
Compartir 
En el marco de: Programa Operativo Cooperación Transfronteriza España-Portugal
Instituciones promotoras: Fundación General de la Universidad de Salamanca Fundación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas Direção Geral da Saúde - Portugal Universidad del Algarve - Portugal