Sociedad · 14 Febrero 2018

Cohousing senior ¿Una alternativa real y factible?

Por cenie

Dinamarca fue la pionera del movimiento Cohousing senior con casi el 8% de su población viviendo en una covivienda o vivienda colaborativa de algún tipo. Sin embargo, a medida que el movimiento tomó fuerza se vió impulsado por su potencial para satisfacer una necesidad significativa y creciente de vivienda para personas mayores. A medida que los "baby boomers" alcanzan la edad de jubilación y miran con determinación sus alternativas, se diseñan y crean más y más comunidades de este tipo.

¿Cómo es exactamente una comunidad de covivienda o cohousing?

Destaca que la mayoría de las comunidades de covivienda tienen viviendas privadas e individuales construidas alrededor de un área o áreas comunes que fomentan la interacción.

Estos "vecindarios" invitan a los residentes a ser "vecinos" y mantenerse socialmente activos. Los residentes organizan regularmente, en colaboración, las actividades de la comunidad, comidas y espacios compartidos. Algunos tienen en común una cocina y un espacio para reuniones, mientras que otros tienen un jardín, una piscina o una bañera de hidromasaje. Lo que es obvio es que cuando los residentes se conocen bien, ofrecen una solución útil para cualquiera que estando solo, ocasionalmente, necesite ayuda. Y aunque no es una solución para afecciones médicas graves, puede ser una buena respuesta en caso de una emergencia.

Todo ello, facilita que una persona viva en su hogar a una edad avanzada con el apoyo de un sistema basado en el intercambio y la cooperación y a través de crear estrechos vínculos con su comunidad.

Para las personas mayores que desean envejecer en un entorno comunitario de apoyo, la vivienda colaborativa es una alternativa emocionalmente positiva frente las opciones tradicionales, como las residencias de ancianos y los centros de vida asistida. En los espacios de cohousing para adultos mayores, en lugar de depender de los administradores, las personas confían las unas en las otras para ayudarse cuando es necesario, lo que proporciona un compromiso social muy intenso y activo.

¿Cómo funcionan las coviviendas?

Los espacios de covivienda tienen como objetivo combinar espacios de vida privados y compartidos de una manera que satisfaga la necesidad de privacidad y un sentido de comunidad y apoyo. El modelo Baugruppen de Alemania es un destacado ejemplo internacional.

A pesar de la gran diversidad en el tamaño, la densidad y el diseño de  una covivienda, existen algunas características comunes. En primer lugar, los futuros residentes suelen participar en el proceso de diseño para garantizar que la construcción final satisfaga sus necesidades, funciona con una opción de compra o alquiler de la vivienda, que debe ser siempre más económica, más ecológica y más social que una vivienda “normal”.  En segundo lugar, los residentes generalmente participan activamente en la administración de la propiedad.

Características más valoradas del cohousing senior

El cohousing proporciona un sentido de pertenencia, de identidad, que es tan necesario para la mayoría de nosotros, y para las personas mayores en particular, teniendo en cuenta que nuestra cultura tiende, en muchas ocasiones, a marginar a los adultos mayores. Además, proporciona propósito y significado a la gestión colaborativa de una comunidad.

Otro aspecto atractivo de este modelo es que puede proporcionar ventajas económicas sobre otras alternativas, siendo además una de sus señas de identidad. Hogares más pequeños, más eficientes desde el punto de vista energético y mejor diseñados, se traducen en un menor costo de vida. Y lo mismo ocurre con compartir los recursos. Un entorno social fuerte puede contribuir a mejorar la salud y reducir los costos médicos. Algo similar ocurre con la contratación de cooperativas de cuidadores externos que puede ser mucho más rentable.

Las coviviendas permiten a los adultos mayores ayudar a crear su propia comunidad para satisfacer sus propias necesidades, conviven con personas que comprenden sus circunstancias, con las que comparten un vínculo común de edad y experiencia, haciéndoles sentir a gusto y felices.

En un informe publicado por la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España (UPD) en 2015, “El cohousing y las personas mayores”, afirma que 2 de cada 3 personas mayores de 65 años conocen este modelo de vivienda y que un 40% se plantearía ir a vivir a uno de estos lugares, lo que nos lleva a preguntarnos ¿Son las viviendas colaborativas la mejor opción para los adultos mayores?
 

 

#Sociedad
#Investigación

En el marco de:

Instituciones promotoras: