Investigación · 08 Marzo 2018

Silicon Valley, la incubadora contra el envejecimiento

Por cenie
Silicon Valley, la incubadora contra el envejecimiento - Investigación, Emprendimiento

De todas las cosas que el dinero no puede comprar, la inmortalidad es seguro una de ellas. De momento. Según la firma de investigación de mercado Global Industry Analysts, la industria antienvejecimiento genera más de 80 mil millones de dólares por año. Todo esto a pesar del hecho de que no hay formas probadas de extender la vida humana.

No es, por lo tanto, ninguna sorpresa que muchos pesos pesados de Silicon Valley tengan la mirada puesta en el envejecimiento y la longevidad. Han aceptado la idea de que la tecnología puede hacer más que curar enfermedades, que puede curar el envejecimiento y, posiblemente, evitar la muerte misma.

En la última década la investigación de la longevidad se ha convertido en una búsqueda académica legítima para los biólogos moleculares. Los científicos están tratando de desenredar los mecanismos básicos que subyacen al envejecimiento, y la idea es que envejecer no es solo un hecho de la vida sino más bien una enfermedad que se puede curar mediante intervenciones médicas. Algunos de los mayores defensores de la extensión de la vida son también multimillonarios.

Son muchos los que creen que los grandes cambios para la Humanidad saldrán de Silicon Valley, ese hervidero de ideas y empresas punteras e innovadoras: “Ya lo estamos viendo. En los últimos tres, cuatro años, muchas empresas de Silicon Valley (California, EEUU), con mentalidad activa, creativa, y ganas de cambiar el mundo, están invirtiendo cantidades muy importantes de dinero en intentar utilizar los avances sobre las rutas moleculares del envejecimiento para conseguir nuevos fármacos y tratar enfermedades asociadas a la vejez”, declaró la investigadora española María Blasco, bióloga molecular y directora del Centro ñNacional de Investigaciones Oncológicas de España.

Cuando piensas en "startups" y "tecnología" podrías pensar en empresas como Facebook y Uber. Pero lo cierto es que son varios los “gigantes” que están intentando cambiar el futuro, o mejor dicho, tu futuro.

Varias compañías de biotecnología, alimentadas por las fortunas de Silicon Valley, se dedican a la "extensión de la vida", o como algunos lo dicen, a solucionar el "problema de la muerte". Es una causa defendida por el multimillonario de la tecnología Peter Thiel, por el laboratorio de longevidad Calico financiado con mil millones de dólares de Google y por Jeff Bezos, CEO de Amazon, que hace poco invirtió a nivel personal millones dólares en Unity Biotechnology, una startup que tiene el objetivo de hacer que las "consecuencias debilitantes del envejecimiento sean tan poco comunes como la poliomielitis".

Carrera contra el envejecimiento

Peter Thiel, cofundador de PayPal, asegura que gracias a los avances científicos en los que está invirtiendo vivirá 120 años. Modesto objetivo comparado con los planes de Google, que aspira directamente a curar la muerte. Para ello el gigante tecnológico ha creado Calico (California Life Company), una empresa en la que se han invertido cientos de millones de dólares y a la que rodea con el máximo secretismo. También en Silicon Valley está Human Longevity. La fundó en 2014 el pionero de la genómica, Craig Venter, y ha recaudado 300 millones de dólares en sus dos primeros años de trabajo. Su objetivo es descifrar el genoma humano de cientos de miles de personas de forma industrial para crear una gran base de datos. A medida que se vayan secuenciando genomas, y se analicen con big data, se entenderá mejor por qué unas personas viven más que otras.

En una vertiente más “ligth” tenemos a individuos como Elon Musk y Bill Gates que están invirtiendo, y mucho, en la inteligencia artificial y el antiaging. Musk, fundador de Tesla y Space X, ha creado la compañía Neuralink para explorar una tecnología capaz de implantar electrodos en el cerebro. Microsoft por su parte ha lanzado un proyecto para curar el cáncer en 10 años mediante inteligencia artificial.

El matrimonio Zuckerberg (en el que ella es neurobióloga) ha anunciado que destinará más de 2.500 millones de euros para curar todo tipo de enfermedades combinando biología y computación. El propietario del gigante de las redes sociales Facebook y Sergey Brin (cofundador de Google) copatrocinan el Premio Breakthrough con 33 millones de dólares para Ciencias de la Vida.

"Nuestra sociedad necesita más héroes que sean científicos, investigadores e ingenieros", y "tenemos que celebrar y recompensar a las personas que curan enfermedades, ampliar nuestra comprensión de la humanidad y trabajar para mejorar la vida de las personas", escribió en una actualización de estado allá por 2013 Mark Zuckerberg.

Larry Ellison, fundador de Oracle, ha donado más de 430 millones de dólares a la investigación para retrasar el envejecimiento. Su intención, sencillamente, es burlar su propia muerte. Para él, como reconoció a su biógrafo, Mike Wilson,fallecer no tiene sentido. Y cree sinceramente que es algo que puede evitarse.  

La vida, la muerte y la mortalidad a menudo se describen como incomprensibles, inexplicables y elusivas. Mientras los científicos y los expertos continúan desenredando las complejidades de la vida y la muerte humanas, solo podemos esperar que inversiones como estas den mejores resultados en el futuro.

 

#Investigación
#Emprendimiento
Compartir 
En el marco de: Programa Operativo Cooperación Transfronteriza España-Portugal
Instituciones promotoras: Fundación General de la Universidad de Salamanca Fundación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas Direção Geral da Saúde - Portugal Universidad del Algarve - Portugal