Sociedad · 10 Enero 2019

Mindfulness y envejecimiento: Qué es y por qué deberías hacerlo

Por admin
Mindfulness y envejecimiento: Qué es y por qué deberías hacerlo - Sociedad, Investigación

El mindfulness se ha infundido en casi todos los rincones del espacio de bienestar. Puedes comer con atención, respirar con atención y ejercitarte con atención. Pero, ¿sabías que también puedes envejecer con atención?

Se ha demostrado que la práctica del mindfulness alivia los sentimientos de estrés, ansiedad e incluso depresión. De manera similar, adoptar un pensamiento consciente sobre el envejecimiento te ayudará a vivir una vida auténtica y alegre, para que puedas aprovechar al máximo tus años.

Según  Andrea Brandt, autora del libro Mindful Aging: Embracing Your Life After 50 to Find Fulfillment, Purpose, and Joy, el envejecimiento consciente se produce "cuando uno envejece consciente y acepta los desafíos que vienen con el proceso de envejecimiento, pero también se está consciente de -y aprovecha- las oportunidades que vienen con ser bendecido con lo que yo llamo su bono de longevidad. Y no necesitamos esperar hasta los 70 u 80 años para empezar: Al hacer algunos cambios ahora mismo, sin importar la edad, estaremos mejor equipados para prosperar en el futuro”.

Pero ¿qué es el mindfulness exactamente?

El mindfulness, también llamado atención plena o conciencia plena, consiste en estar atento de manera intencional a lo que hacemos y donde aprendemos a gestionar nuestros pensamientos y sentimientos de una forma equilibrada.

Y ¿qué es el envejecimiento consciente?

El envejecimiento consciente es envejecer de una manera que no niega los aspectos negativos de envejecer, pero no los saca de sus proporciones y tampoco se detiene en ellos. En lugar de eso, vuelve la mente hacia los beneficios del envejecimiento, de los cuales hay muchos. La positividad realista significa ver y aceptar lo que hay, tanto dentro de nosotros mismos como en el mundo, y luego cambiar nuestro enfoque a lo que nos gustaría.

Los enfoques convencionales para el envejecimiento están mucho más centrados en lo negativo. Tratan el envejecimiento como una catástrofe que hay que manejar en lugar de como una oportunidad que hay que aprovechar. Y ponen limitaciones a lo que uno puede lograr en sus últimos años. Un enfoque convencional del envejecimiento hace la pregunta: "¿A qué comunidad de jubilados debo unirme?" en lugar de "¿Cuál debería ser mi próxima aventura?". O "¿Cómo debería reinventarme hoy?"

Envejecer se convierte en una perspectiva infeliz cuando la gente tiene que convencerse a sí misma de que hay una manera equivocada de envejecer y una manera correcta de envejecer. Tenemos que liberarnos de las expectativas de la sociedad para decidir por nosotros mismos cómo debe ser la vejez para nosotros.

Mindfulness: Tres maneras de envejecer mejor

Así que ahora que entendemos lo que es el mindfulness y lo que puede hacer, ¿cómo podemos incorporarlo a nuestra vida diaria?

Reescribir las narrativas sobre el envejecimiento: Como ya hemos dicho, la conversación sobre el envejecimiento es típicamente muy negativa y a medida que pasan los años, ciertos escenarios hipotéticos relacionados con la edad comienzan a aparecer en nuestras cabezas. ¿Qué pasa si me enfermo? ¿Qué pasa si pierdo a un ser querido? Sin embargo, concentrarse en estos resultados negativos potenciales puede tener un impacto directo en nuestro estado de bienestar actual.

Así que en vez de luchar contra el reloj, abrázalo. Concéntrate en cómo te sientes ahora mismo, en lugar de cómo te sentirás dentro de 10 años. Al entrenar tu mente para que se concentre en las sensaciones del momento presente encontrarás que te sentirás más feliz y menos consumido con esas estresantes preguntas de "¿Y si?

Construye tu salud mental: Similar al establecimiento de una rutina de ejercicios, puedes tomar tiempo para construir una práctica regular de mindfulness. Muchos de nosotros a menudo pasamos nuestros días apresurándonos en las tareas diarias y distrayéndonos de las emociones negativas. Por lo tanto, puede ser bastante abrumador hacer lo contrario y dar un paso atrás y concentrarse realmente en cómo nos sentimos en ese momento.

Al igual que con el acondicionamiento físico, debemos mejorar nuestra salud mental de una manera que tenga sentido para nosotros.

Probar diferentes tipos de prácticas: Es un concepto erróneo común que el mindfulness se trata de vaciar la mente. Es probable que te distraigas mientras meditas o haces otro tipo de actividad, y eso está bien. Notar estos momentos y redirigir tu atención de vuelta al área de enfoque es parte de la práctica.

Tómate el tiempo para encontrar una práctica que funcione para ti. Por ejemplo, si tiene problemas de movilidad, en lugar de hacer una práctica como una exploración corporal, que requeriría levantarte y bajarte del suelo, puedes intentar hacer una meditación sentada en una silla.

Aunque al principio te sientas incómodo o incómoda, con el tiempo, practicar mindfulness puede ser una gran manera de abrazar verdaderamente el envejecimiento y adoptar una mentalidad más positiva sobre el mismo.

Compartir 
En el marco de: Programa Operativo Cooperación Transfronteriza España-Portugal
Instituciones promotoras: Fundación General de la Universidad de Salamanca Fundación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas Direção Geral da Saúde - Portugal Universidad del Algarve - Portugal