Ciencia · 09 Febrero 2018

¿Son las grandes ciudades más saludables?

Por CENIE

¿Son las grandes ciudades más saludables? Tener grandes aceras para caminar, acceso a parques y un buen transporte público hace felices a los residentes de la ciudad, según una nueva encuesta.

 

Las grandes ciudades generalmente están asociadas con espacios estrechos, aire contaminado y carreteras obstruidas. Pero, por otro lado, los corredores, ciclistas y parques urbanos también son elementos omnipresentes en las ciudades.

Esos factores contradictorios son la razón por la cual los residentes de las grandes ciudades son más saludables cuando comparadas 48 ciudades medianas y grandes entre sí, señala una nueva encuesta publicada por Gallup and Healthways, como parte de su serie State of American Well-Being. La presencia de infraestructuras en estas ciudades promueve la vida activa, mejorando así el bienestar general y la felicidad de sus habitantes.

"Las políticas que empujan a las personas a actividades saludables, donde es fácil ir caminando al supermercado, ir en bicicleta a la casa de un amigo, tener acceso a productos frescos y estar rodeado de amigos solidarios y de mente sana son la clave", dijo Dan Buettner, fundador del Proyecto Healhways Blue Zones, en el informe. "La transformación sostenida depende de la construcción de un entorno y el establecimiento de políticas sociales que respalden y refuercen estos programas".

Esto ocurre en un momento en que la vida en la ciudad se está volviendo más popular que nunca, especialmente entre los Millennials y las familias jóvenes que se sienten atraídas por las comodidades de vivir en el centro de la ciudad. La riqueza de oportunidades de trabajo en las ciudades también es un factor atractivo. En 2014, las Naciones Unidas declararon por primera vez que más de la mitad de las personas en el planeta son ahora habitantes urbanos, y para 2050, dos tercios de las personas vivirán dentro de los límites de la ciudad.

La clave para mejorar la calidad de vida de los residentes en las grandes ciudades es la presencia de una infraestructura que promueva la actividad. De las 48 ciudades americanas analizadas en el estudio, cinco obtuvieron buenas puntuaciones en indicadores de salud y felicidad.

Los autores del estudio alentaron a los urbanistas y desarrolladores a invertir en infraestructuras que puedan mejorar el bienestar. Dieron ejemplos de comunidades que hicieron esa elección. Por ejemplo, Albert Lea, Minnesota, adoptó políticas para reducir el consumo de tabaco además de lanzar programas en el lugar de trabajo para promover la salud y la interacción social. Los resultados: una puntuación mejorada en su ranking de bienestar a un ritmo más rápido que otros en todo el estado y país.

"El bienestar sostenible y duradero se puede lograr cuando los residentes, líderes de la ciudad, empresas, escuelas y otros socios trabajan juntos para el beneficio de la salud pública", dijo en un comunicado Katrina Worlund, vicepresidente senior del Proyecto Blue Zones en Healthways. "Además de poblaciones más saludables, las comunidades se benefician con menores costos de atención médica, menos enfermedades crónicas y una mejor productividad".

En el marco de:

Instituciones promotoras: