Sociedad · 04 Enero 2018

Envejecimiento: Retos y desafíos de una nueva realidad

Por cenie

El envejecimiento poblacional nos plantea consecuencias económicas importantes y sitúa las dimensiones humanas y sociales de una sociedad envejecida ante serios retos. Es por eso, que uno de los mayores desafíos de la comunidad científica que se dedica al estudio del envejecimiento, es lograr que se incluya el envejecimiento y sus impactos en la agenda prioritaria de las políticas públicas con líneas concretas de intervención.

Encontrar formas de responder a las demandas de las personas mayores, ampliar la oferta de aquellas instituciones que pueden ofrecer un mayor y mejor cuidado a la población, envolviendo familia y sociedad, oferta de cuidadores, atención en el domicilio y cuidados prolongados, son sólo algunas de las ideas que sugieren algunos de los expertos en esta materia.

Para el presidente del Centro Internacional de Longevidade de Brasil (ILC), el geriatra Alexandre Kalache, el aumento de la esperanza de vida de la población y, consecuentemente, el aumento de la población considerada “mayor” trae desafíos importantes para la sociedad. "La esperanza de vida no aumenta sólo al nacer. Las personas que llegan a los 60 años también continúan viviendo cada vez más y eso exige políticas públicas más adecuadas ".

A día de hoy, para la comunidad científica, la definición de que el anciano es una persona de 60 años o más, está obsoleta. Según demandan, es necesario darle una vuelta a esta clasificación, porque no importa si la persona tiene 60 años o más, lo importante es que está en una etapa vital que se prolongará muchos años y en unas condiciones físicas y psíquicas que le permiten asumir roles y actividades prácticamente iguales a otros grupos etarios.

Pero según estos mismos expertos, para mantener los derechos sociales de las personas mayores habría que ampliar los medios y la inversión pública, repensando casi obligatoriamente el sistema social actual con una demografía muy diferente.

Para la comunidad especializada en el estudio del envejecimiento es necesario tanto potenciar la investigación como impulsar la innovación y la medicina, con el fin de encontrar respuestas eficaces. “Tenemos la oportunidad del 50% de desarrollar este tipo de medicina en los próximos 20 años, pero sin financiación tardaremos más de 100 años”, explicaba Aubrey de Grey el pasado mes de noviembre en Salamanca.

Estilos de vida saludables tempranos

Existen evidencias de que llevar un estilo de vida poco saludable tiene consecuencias graves a largo plazo. Estas incluyen la diabetes, la osteoporosis, las afecciones cardíacas, etc. Todo esto podría retrasarse y mitigarse mediante buenos hábitos alimenticios, ejercicio y asesoramiento médico temprano.

“Cuidarse, comer bien y hacer ejercicio”, es la fórmula dada por el reputado bioquímico español, Juan Carlos Izpisúa Belmonte, para envejecer mejor. Es quizás por eso que anualmente se lanzan tantas campañas que intenta promover acciones entre los más jóvenes y fomentar el envejecimiento activo, así como iniciativas que apuestan por los hábitos de vida saludables.

Políticas de salud

Por su parte, muchos profesionales del sector de la salud apelan por políticas que deberían enfocarse en la demanda cada vez más grande de infraestructuras para personas mayores. Según las voces de este sector, la falta de capacitación especializada en geriatría en los hospitales es una muestra clara que el “problema” del envejecimiento aún no se está tratando como debería.

Concienciación y acciones

Sin embargo, desde la comunidad científica se advierte que no debemos centrarnos solamente en los campos académicos y de élite. También se mira hacia el desarrollo de nuevos modos de pensamiento y nuevas prioridades. La opinión de varias instituciones de investigación es que también es necesario implicarse más a nivel social, ya que el envejecimiento es algo que afecta a todos por igual. “Cada vez más los jóvenes son conscientes del problema sobre el envejecimiento pero confían demasiado en que otros lo solucionemos antes de que les llegue a ellos”, reclamaba el Dr. de Grey.

La comunidad aboga por un programa especialmente diseñado para concienciar sobre los retos del envejecimiento, ayudando así al diseño de soluciones individuales y familiares adecuadas, así como a la formulación de políticas públicas.

Los próximos 10 años serán claves para el proceso de envejecimiento poblacional. Más que una amenaza, el envejecimiento debe verse como una oportunidad para todos y no aprovecharla sería un error.

#Sociedad
#Investigación

En el marco de:

Instituciones promotoras: