Sociedad · 28 Marzo 2018

Los viejenials ya son el futuro

Por cenie
Persona con cámara de fotos en la mano

La última generación de adultos mayores está demostrando ser más saludable y más rica que sus predecesores, y gastan cada vez más en tecnología, alimentación y experiencias en lugar de bienes materiales. Esto tiene un impacto muy positivo en el mercado de consumo, tanto que las marcas ya empiezan a llamar a este segmento poblacional “viejenials” o la cuarta edad, personas mayores que dictan las tendencias futuras.

Si aún no te suena esta denominación no te preocupes, pronto te sonará porque según un informe publicado por Nielsen 360 el pasado mes de febrero es la generación que ha liderado el consumo en 2017 y que seguirá haciéndolo en los próximos años.

Más específicamente, el concepto de “viejenials” engloba a todas aquellas personas de más de 50 años que tienen un mayor poder adquisitivo, tienen más tiempo libre y, poco a poco, se van adentrando el mundo digital en busca de ofertas interesantes, haciendo la compra online y descubriendo las redes sociales.

Este conjunto de circunstancias han convertido a esta generación en el objeto de deseo de todas las marcas ¿te extraña?

El aumento del gasto de los mayores en los diferentes sectores, incluidos los gastos en eventos, cenas y viajes, está impulsado por dos factores clave: mayor movilidad y dinero. Entre 2000 y 2015, casi todas las regiones del mundo vieron un aumento en la esperanza de vida, según la Organización Mundial de la Salud, lo que probablemente desemboca en una proporción cada vez mayor de adultos mayores capaces de llevar una vida socialmente más activa.

En la Unión Europea, por ejemplo,  los viajes de personas mayores han aumentado. La frecuencia de viajes entre los mayores de 65 años ha aumentado a un ritmo más rápido que en cualquier otro grupo de edad. Las agencias de viajes que atienden específicamente las necesidades de estos adultos mayores han surgido, mientras que otras empresas deberán abordar las necesidades y preferencias de este grupo, incluidas sus demandas de accesibilidad, grupos de turistas afines, acceso a instalaciones médicas, alojamiento de restricciones dietéticas y opciones con respecto a la intensidad y la elección de las actividades ofrecidas.

"A medida que la contribución aumenta las empresas y marcas deben reconsiderar las formas en que promueven sus ofertas, y tal vez incluso ampliar su público objetivo", dicen desde Nielsen. "Los jubilados están dispuestos y pueden gastar, y si los proveedores de servicios adaptan sus ofertas para satisfacer las necesidades de las personas mayores, se beneficiarán de este creciente segmento de consumidores".

España y Portugal

Según el Instituto Nacional de Estadística, el gasto de los hogares de personas mayores en España ha crecido un 30% entre 2008 y 2016. Las tiendas de proximidad, las tienda del barrio de toda la vida, han vuelto a renacer gracias a la atención personalizada y a la cercanía en el trato.

Alfonso Delgado, de Nielsen, habla de la importancia de la adaptación a estos consumidores, constatando la existencia creciente de empresas que cuentan con servicios que facilitan la vida a sus clientes: “Se la suben a su casa a esa señora o señor que no puede transportar tanto peso, y eso te da la diferencia de comprar en un lugar u otro”, añadiendo que estos formatos necesitan readaptarse “Igual no necesitan comprar un kilo de manzanas, sino una manzana, una pera y un plátano para los próximos dos días”.

En Portugal el escenario no es muy diferente. "En el mercado portugués, los beneficios de alto nivel de consumo inmediato por la inversión progresiva de la pirámide demográfica, así como el creciente poder adquisitivo de los grupos de edad de mayor edad, es una inyección para la economía", explica Pedro Pimentel, director general de Centromarca - Asociación Portuguesa de productos de marca, que representa a más de 800 marcas, refiriéndose a una de las conclusiones del estudio encargado a Kantar Worldpanel por la asociación que dirige.

La personalización y las compras en las tiendas de proximidad son otras tendencias señaladas en el estudio. "Personalización es crear, por ejemplo, espacios específicos en las tiendas para la compra de productos destinados al consumo inmediato y fuera de casa, adaptar el lay-out de la tienda y la atención a los clientes de edad más avanzada, para quienes se puede también crear programas de fidelización específicos o incentivos para que sus visitas a las tiendas se produzcan en períodos de menor saturación ", ejemplifica.

 

#Sociedad
#Economía

En el marco de:

Instituciones promotoras: